Un llamado a mi iglesia tibia...

 

Estuve pensando en mi iglesia, la iglesia Adventista Del Séptimo Día. Y me pregunto, ¿por qué Jesús aún no ha regresado? ¿Por qué la demora? Bueno, según la Bibla, mi iglesia es una iglesia tibia que no ve sus necesidades espirituales (Apoc. 3:14-18). Somos una iglesia que, y esto es muy importante, mantiene a Jesús afuera* y no adentro (Apoc. 3:20). Jesús quiere entrar pero ella no se lo permite. Mi iglesia esta ciega y necesita ayuda.

 

Amo a mi iglesia. Quiero ayudarla para que permita que Jesús entre por las puertas de su corazón pero debo primero buscar a Jesús ya que sin El nada puedo hacer (Juan 15:5). ¿Dónde están aquellos que como yo quisieran hoy unirse en esta búsqueda de Jesús? Con Jesús la tibieza huirá de mi iglesia y el poder de lo alto nos capacitará para "apresurar" la venida del día de Dios (2 Pedro 3:12). Si Jesús entra, podremos marchar unidos como un solo hombre, hombro con hombro, y corazón con corazón. Espero tú también decidas hoy ser uno de estos buscadores de Jesús.

 

Según Apocalipsis 3:20, debemos buscar a Jesús afuera y no adentro de la iglesia. Esta es una triste realidad pero tal es la enseñanza Bíblica. Nuestra iglesia con todos sus dirigentes actuales, con todas sus casas publicadoras, escuelas, hospitales, etc., es tibia y necesita urgentes reformas. Jesús esta aún afuera. Mi iglesia no sigue toda la luz que Dios le ha dado, pareciera que le falta fé. Mi iglesia mantiene a Jesús afuera cuando busca agradar a los hombres y teme ofenderlos ya que asi perdería muchos de sus prestigiosos honores mundanales.

 

Como iglesia hemos dado demasiado pasos hacia atras y estamos cosechando las consecuencias. Las enfermedades destructoras en el mundo estan también entre nosotros, ciudades y pueblos sin iglesia Adventista se levantan en grandiosos números y testifican de cuan faltos estamos hoy de espíritu agresivo misionero, la mayoría de nuestros niños estan ahora sin una educación Cristiana Adventista, la fuerza de nuestras casas publicadoras para difundir nuestro mensaje mengua por falta de apoyo a la obra del evangelista de la página impresa (colportor evangélico). Sí, es porque Jesús esta todavía afuera y no adentro de nuestros corazones que todo esto sucede en mi iglesia. Nos hemos acostumbrado a una religión a medias. Muchos de nuestros líderes no hablan de estas necesidades de reforma y muchas veces es porque en estas areas ellos mismos no son un buen ejemplo.

 

¿Y por qué no hablamos de estas cosas? ¿Será que por miedo a ofender a alguien? Aquellos que mantienen a Jesús afuera se conocen bien ya que en sus vidas se verá que no están dispuestos a seguir a Jesús en todo. Dicen que creen en la Biblia y en el don de Profecía pero no siguen todos los consejos inspirados. En otras palabras, no dejan a Jesús entrar, lo mantienen afuera. Y lo mas triste de todo es ver a estas personas “tibias” en puestos de liderazgo en mi iglesia. Con razón nuestra iglesia permanece tibia y Jesús aún no regresa. Sus líderes y miembros “tibios” no ayudan a nadie con su ejemplo, simplemente mantienen año tras año las cosas como están. Ellos no hacen nada nuevo, solo lo usual, lo acostrumbado, lo que otros ya están haciendo. Pero salir de los acostumbrado como Jesús nos enseña en su Palabra, bueno eso sería algo muy difícil para los tibios ya que cuando Jesús entra en la iglesia la opocisión y la desaprobación de los mundanos es el resultado natural (Juan 15:20). Pero eso no debiera preocuparnos ya que es solo a Dios a quien buscamos agaradar.

 

Decidamos hoy ir en busca de Jesús en nuestra iglesia para ayudarle a entrar. Pero recordemos que a Jesús hoy debemos buscarlo afuera y no adentro de la iglesia. Así que mejor voy a leer los libros que los de adentro de mi iglesia no leen y publican, voy a trabajar para el Señor como la mayoría de los de mi iglesia no trabajan, voy a comer y a beber y a vestir muy diferente a los de adentro, … (¡La lista es grande!)

 

Me pregunto… ¿Será que Jesús puede estar en algunos de los asi llamados “ministerios independientes” de afuera? ¿O con los ministerios ‘no oficiales’ de mi iglesia? ¿Con los pastores “problemáticos” y “extremistas?” ¿En las escuelas Adventistas que son tan ‘caras’ y ‘academicamente deficientes’? ¿Será que Jesús esta con el humilde colportor evangélico que arduamente trabaja para Dios allá afuera? ¿Será que Jesús no tanto está en los grandes hopitales de mi iglesia, sino en los sanatorios humildes localizados fuera de las ciudades? Y si Jesús está en todos estos lugares de afuera, ¿no debieramos entonces escucharlo y dejarlo entrar?

 

“Y cuando ha sacado sus propias ovejas, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.” Juan 10:4

 

Querido Jesús, entra en mi iglesia hoy. Por favor ya no estes afuera. ¡Te necesitamos!

 

Autor: Jacinto Flores Jr, MDiv

 

* La palabra "afuera" en este artículo se refiere a todas las actitudes en un individuo o institución que hacen caso omiso a la voz de Dios.

 

Comentarios:

Note: Please fill out the fields marked with an asterisk.