LOS CRISTIANOS Y EL BOXEO

 

Yo no me crié en un hogar cristiano. Me acuerdo que a mi padre le gustaba tomar cerveza, comer ostiones, y ver el box por la televisión. Pero ahora resulta que a algunos cristianos también les encanta el box. No toman cerveza como mi papá, tampoco comen ostiones, pero sí disfrutan mucho ver las violentas peleas comercializadas del boxeo.

 

Sería bueno reflexionar sobre lo que al mundo le gusta y lo que a nosotros los cristianos nos gusta ya que la Biblia hace claro que debe haber una diferencia, “porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” 2 Corintios 6:14.

 

Nuestras iglesias condenan la violencia doméstica y también predican que la violencia en la tierra es una de las señales del fin del mundo, pero que hacer cuándo nos atraen los deportes violentos como el box.

 

Los cristianos no nos guiamos por nuestros sentimientos, nos guiamos por los principios eternos de la palabra de Dios. La Biblia enseña claramente que el box no es para el pueblo de Dios. He aquí algunas de las verdades Bíblicas que se oponen al boxeo.

 

1. Hombres "sin afecto natural", "crueles", "aborrecedores de lo bueno", y "amadores de los deleites más que de Dios" son parte de una multitud de gente en los postreros días qué, dice la Biblia, debemos evitar (2 Timoteo 3:1-5). Un cristiano debe cuidarse mucho de no tener nada que ver con las características de este grupo.

 

2. La Biblia insta a los hombres a pelear “la buena batalla de la fe" (1 Timoteo 6:12) pues “no tenemos lucha contra sangre y carne” (Efesios 6:12). El boxeo en la televisión contradice estas grandes verdades.

 

3. Debemos honrar a Dios con nuestros bienes (Proverbios 3:9) y también redimir el tiempo (Efesios 5:16). El box es un negocio que roba a Dios la honra y derrocha el talento de nuestro tiempo.

 

4. “No pondré delante de mis ojos cosa inicua; aborrezco la obra de los que se desvían; no se acercarán a mí" (Salmos 101:3). ¿Puede una persona que ama el box hacer suyas estas palabras?

 

5. “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si alguna alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4: 8). ¿Tienen las peleas de box estas características para que pensemos en ellas?

 

“Algunas de las diversiones más populares como el fútbol [norteamericano] y el box, se han transformado en escuelas de brutalidad. Tienen las mismas características que tenían los juegos de la antigua Roma. El amor al dominio, el orgullo por la mera fuerza bruta, el temerario desprecio manifestado hacia la vida, están ejerciendo sobre los jóvenes una influencia desmoralizadora que espanta.” ED 98 210.3

 

Autor: Jacinto Flores Jr., MDiv