“Antes del diluvio había inmensos bosques. Los árboles eran muchas veces más altos que cualquier árbol que ahora vemos. Eran de gran durabilidad. No conocían el decaimiento por cientos de años. En el momento del diluvio estos bosques fueron destruidos o quebrados y sepultados en la tierra. En algunos lugares grandes cantidades de estos inmensos árboles fueron arrojados juntos y cubiertos con piedras y tierra por las conmociones del diluvio. Desde entonces se han petrificado y transformado en carbón de piedra, que explica las grandes minas de hulla que se encuentran ahora. Este carbón ha producido petróleo. DIOS HACE QUE GRANDES CANTIDADES DE CARBON Y PETROLEO SE ENCIENDAN Y QUEMEN. Las rocas se calientan intensamente, la piedra caliza se quema, y el hierro se derrite. El agua y el fuego se encuentran bajo la superficie de la tierra. La acción del agua sobre la cal intensifica el calor, y OCASIONA TERREMOTOS, VOLCANES Y BROTES IGNEOS. La acción del fuego y agua sobre los rebordes de las rocas y mineral, causan fuertes explosiones que suenan como truenos amortiguados. ESTAS ADMIRABLES EXHIBICIONES SERAN MAS NUMEROSAS Y TERRIBLES JUSTO ANTES DE LA VENIDA DE CRISTO Y EL FIN DEL MUNDO, COMO SEÑALES DE SU RAPIDA DESTRUCCION.” --EGW

Write a comment

Comments: 0